Eliminar la contaminación de las ciudades con nanotecnología

Un recubrimiento de dióxido de titanio para coches y aviones ha revolucionado la nanotecnología protectora. El nuevo recubrimiento, desarrollado por la Universidad de Sheffield, tiene el objetivo de absorber los compuestos tóxicos expulsados por los tubos de escape de los vehículos.

Tony Ryan, profesor de química física, ha sido el encargado de adaptar la tecnología de las ventanas