Seremos inmortales en 2045

Mediante la nanotecnología se supera la limitación de los sistemas biológicos y su historia evolutiva. Será posible “construir” lo que se quiera.